Uniendo Culturas

Post Top Ad

martes, 6 de febrero de 2018

Taraf de Haïdouks – Dumbala Dumba - 1998

Taraf de Haïdouks es, probablemente, la agrupación musical rumana más exitosa en la era moderna o, quizás, de todos los tiempos. Desde su primera visita a Europa Occidental en 1991, han sido considerados como el epítome de la fabulosa vitalidad de la música zíngara, y cuentan con siete álbumes de estudio (el último de 2015, Of Lovers, Gamblers & Parachute Skirts) y diversas colaboraciones (especialmente, con Kočani Orkestar).

Durante siglos, en muchas regiones de Rumania, la música tradicional y los bailes han acompañado los momentos más importantes de cada vida. En ningún nacimiento, en ningún bautismo, en ningún casamiento ha faltado la presencia de una banda de músicos que interpretara las canciones que sus antepasados les fueron transmitiendo generación tras generación. Una de estas agrupaciones traspasó las fronteras de su país y llevó esta música a distintas partes del mundo. Taraf de Haïdouks son una docena de músicos gitanos que proceden de un pueblo de Rumania llamado Clejani. Los integrantes de esta banda, cuyas edades van desde los 20 hasta los 80, nunca habían tenido la oportunidad de salir de su lugar de origen hasta que dos músicos extranjeros (Stéphane Karo y Michel Winter) los conocieron y se entusiasmaron con la idea de dar a conocer esta música al resto del mundo.

Stéphane Karo fue a Rumania con la intención de conocer a fondo la música que había escuchado alguna vez en una tienda de discos en Bruselas. En Clejani conoció a Nicolae Neacșu, una enciclopedia viva del folklore rumano que vivía solo en un cuarto de caballeriza. Éste, sorprendido por el interés demostrado por el recién llegado, grabó, de manera precaria, algo de la música tradicional junto a algunos músicos jóvenes. Sin embargo, justo en ese momento comenzó la revolución, que luego terminaría con la caída de Ceaucescu, y por tal razón se vieron impedidos de concretar una grabación profesional.

En 1990, cuando la situación política se tranquilizó, Karo y Winter viajaron a Clejani y, tras conocer a otros músicos de la región, decidieron organizar una gira por Europa con la nueva banda a la cual llamaron Taraf de Haïdouks (taraf es una palabra turca que designa a un grupo de músicos y los haïdouks fueron unos legendarios bandidos al estilo Robin Hood, héroes en las baladas medievales). Los productores eligieron a seis músicos para la gira, incluyendo a Neacșu y a Ion Manole, un cantante que sorprende por la forma de modular su voz. Pero la presión del resto de los pobladores hizo que se aumentara el número de integrantes hasta alcanzar la docena.

Esta gira les supuso el primer contrato de grabación con el sello belga Crammed Discs. El álbum debut de la banda, Musique des Tziganes de Roumanie, rápidamente escaló a las primeras posiciones de las listas europeas de world music. Este disco les permitió introducir en el mundo occidental la riqueza y el ritmo de la música gitana rumana, deslumbrando y sorprendiendo en cada presentación en festivales, salas de conciertos y clubs de toda Europa, incluyendo su actuación en el Womad de Montreaux.

Dos años después grabaron en Rumania su segundo disco, Honourable Brigands, Magic Horses and Evil Eye, muy bien recibido por la crítica y resultando elegido en Alemania como mejor álbum de world music.

Dumbala Dumba, considerado su trabajo más emblemático, se registró en el ambiente familiar de Clejani y en Bucarest a finales de 1997. Al igual que sus predecesores, fue producido por Stéphane Karo, Michel Winter y el productor e ingeniero de CramWorld Vincent Kenis. En esta ocasión los Taraf contaron con una serie de invitados/as muy especiales: los músicos de Mîrsa con su característico estilo vocal de llamada y respuesta, los ursari (que descienden de la cofradía de los domadores de osos), Rosioru (trovador de los gitanos de Valachian), así como Viorica, una notable vocalista femenina. Las grandes actuaciones de estos musafirii (invitados) y de todo el estilo de fondo de los Taraf contribuyen a hacer de Dumbala Dumba un álbum fresco, cálido, íntimo y poético.

Tracks list:
01. Introduction
02. Dumbala dumba
03. Săbărelu (cît e Argeşul de Mare)
04. Rustem
05. Foii de prun şi foii de praz
06. Cuculeţu
07. Terno Chelipé
08. Catar o birto mai opre
09. Pe deasupra casei mele
10. Meşteru Manole
11. Cîntece de jale
12. Pe drumul mînastiresc
13. Padure verde, padure
14. Tambal solo
15. Tot taraful
16. Hora ca la ursari